Llamamiento a la revolución por un futuro mejor

Esto es un Llamamiento a la revolución por un futuro mejor y progreso humano

Llamamiento a la revolución por un futuro mejor

Solo para aquellos que han despertado y creen en la existencia del otro camino.

Siempre hay otro camino, pero la decisión cual escoger es solo nuestra.

La realidad en la que vivimos

«Una dictadura perfecta tendría la apariencia de una democracia, pero sería básicamente una prisión sin muros en la que los presos ni siquiera soñarían con escapar. Sería esencialmente un sistema de esclavitud, en el que, gracias al consumo y al entretenimiento, los esclavos amarían su servidumbre.»

‘Un mundo feliz’ (1932)

ALDOUS HUXLEY

No – a los contratos precarios

En España la tasa de paro de larga duración en hombres es el doble que en  Europa (6,7%), y casi se triplica en el caso de las mujeres (8,8%). Antonio  Sanabria, profesor de Economía en la Universidad Complutense de Madrid,  advierte:

“Las estimaciones del desempleo no cuentan a quienes han dejado de  buscar activamente al no encontrar trabajo, así como a quienes sí trabajan pero hacen menos horas en contratos por horas o a jornada parcial… Si incluimos a estas personas desanimadas y subempleadas, la tasa de paro actual se aproximaría al 24,5%. Es decir, que una de cada cuatro personas en edad de  trabajar no encuentra empleo, ha dejado de buscarlo o está subempleada”.

No – a la esclavitud moderna

El pasado mes de julio se presentó un informe sobre la esclavitud en nuestro planeta que pasó prácticamente desapercibido en los medios de comunicación españoles. Lo ha realizado la Fundación  Free Walk en colaboración con la Organización Internacional de Trabajo y, a pesar de las limitaciones de cálculo que el propio informe analiza, está considerado como la aproximación más certera a este crimen. 

El informe lleva por título The 2018 Global Slavery Index (puede leerse completo aquí) y en él se define la esclavitud moderna como un concepto amplio que incluye las situaciones en las que una persona, mediante amenazas, violencia, coacción, abuso de poder o engaño, le quita a otra su libertad para controlar su cuerpo, para elegir o rechazar un determinado empleo o para dejar de trabajar.

Todo lo cual puede manifiestarse bajo formas diferentes: explotación sexual, trabajos forzados, tráfico laboral de adultos y de niños y niñas, niños soldados, matrimonios infantiles y de adultos obligados, esclavitud por deudas o la llamada esclavitud por descendencia, cuando una persona está condenada a permanecer en una de estas situaciones porque sus ancestros lo estuvieron.

El informe calcula que en todo el planeta hay 40,3 millones de personas en estas situaciones, de las cuales el 71% del total son mujeres y niñas, 10 millones son niños y niñas, 24,9 millones empleadas en trabajos forzados, 15,4 millones son esposas forzadas, y 4,8 millones son personas explotadas sexualmente.

Según el informe, los países donde hay mayor prevalencia de estos tipos de moderna esclavitud son Corea del Norte, Eritrea, Burundi, República Centroafricana, Afganistán, Mauritania, Sudán, Pakistán, Camboya e Irán. Y los que tienen el mayor número de personas esclavas (el 60% del total) son India (7,9 millones), China (3,8 millones), Pakistán (3,2 millones), Corea del Norte (2,6 millones), Nigeria (1,38 millones), Irán (1,28 millones), Indonesia (1,2 millones), República Democrática del Congo (1 millón), Rusia (0,79 millones) y Filipinas (0,78 millones).

Pero el descubrimiento más relevante del informe quizá sea que la esclavitud no se registra solamente en los países de menor desarrollo, sino que se produce también en los más ricos. En Estados Unidos hay 403.000 personas esclavas, 167.000 en Alemania, 136.000 en Reino Unido y 1,3 millones en el conjunto de los 28 países de la Unión Europea.

El informe sitúa a España en el lugar 124 de los 167 países estudiados, lo que significa que está entre los mejores en cuanto al número de personas esclavas, pero peor de lo que nos correspondería si se exigiera correlación entre nivel de riqueza y ausencia de esclavitud. Entre nosotros hay 105.000 personas esclavas, sólo el 2,27% del total de la población, pero un número absoluto muy elevado que nos debería avergonzar y obligarnos a actuar. Sobre todo, sabiendo que nuestra tasa de vulnerabilidad o peligro de caer en esclavitud es mucho mayor, el 12,8% según el informe.

No – a los desahucios

Los lanzamientos o desahucios derivados del impago de uno o más meses del alquiler de la vivienda aumentan por quinto trimestre consecutivo y suben un 7,9% en el tercer trimestre en comparación con idéntico trimestre del año anterior. Entre julio y septiembre se han llevado a cabo 7.518 procedimientos de desahucios en los que el inquilino ha sido expulsado del inmueble por no cumplir con sus obligaciones de pago al propietario siguiendo la resolución dictada por la autoridad judicial.

Por el contrario, los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias por impago de las letras al banco bajan por decimotercer trimestre consecutivo y, en esta ocasión, caen un 16,2%, según se recoge en el informe Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales, que la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial ha difundido este lunes.

Cuatro desahucios a la hora

El número de desahucios por alquiler es el doble que los hipotecarios (y en provincias como Madrid llegan al 80%). En el segundo trimestre de este año se produjeron 10.491 en total. 116 cada día, cuatro a la hora. El punto de inflexión se produjo a mediados de 2017, cuando la curva de expulsiones por impago de renta empezó a distanciarse de la hipotecaria. En el primer trimestre de este año se han producido un 6% más de desahucios que en el mismo periodo del año pasado.

En zonas como Madrid, que está sufriendo un incremento en los precios de los alquileres sin precedentes, los desahucios por esta causa llegan al 78%. Es decir, ocho de cada diez personas que son expulsadas de sus casas tenían un contrato de alquiler. Solo lo supera Soria, pero con unas cifras muy reducidas (14 expulsiones por alquiler de un total de 16).